Comunidad Cultural *Cocult-Zulia*

Cargando...

Somos...

Una "triunidad" conformada por cultor-institución-comunidad. En este aspecto dinámico de constante reflexión , cada elemento se autodefine en los otros; entiéndase por un cultor que es institución y comunidad, una institución que es cultor y comunidad, y una comunidad que es cultor e institución.

Yaneth Ocando, coordinadora de Cultura del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, es la creadora de este arte que representa a la Comunidad Cultural "Cocult-Zulia".

domingo, 25 de abril de 2010

Comenzará en mayo primera fase de formación de instructores Cocult-Zulia

El próximo lunes 17 de mayo iniciará el “Ciclo de Talleres de Formación de Instructores Cocult-Zulia”, que busca potenciar la enseñanza sobre los golpes afro presentes en el país, enmarcados en su origen, desarrollo, presencia actual e importancia de cada uno de ellos; comenzando por casa, por los del Sur del Lago de Maracaibo.
El primero será “Golpes del Chimbánguele desde la óptica del Sur del Lago”, impartido por el médico veterinario y coordinador musical de la Fundación Ajé, Juan Luis Martínez Cubillán. Este se dividirá en seis módulos, que equivalen a los golpes de esta místico ritmo (Golpe Ajé, Golpe Chocho, Golpe Misericordia, Golpe Chimbangalero vaya, Golpe Sangorongome yaya y Golpe Cantica), y cada uno de ellos se dictará en función de seis horas reloj, es decir, tres días a la semana, con una duración de dos horas cada clase. Está planificado para ser dictado sólo a quince cultores. Durará 36 horas.
Lunes, miércoles y viernes son los días escogidos para la enseñanza, de siete a nueve de la noche, en la Sala de Arte “José Nicanor Fajardo” del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (IUTM). Este no tiene ningún costo y será avalado por la Coordinación de Cultura del IUTM, la Asociación Civil Dios en la calle y la Fundación Ajé.

Su danza

A la par del taller musical sobre el Chimbánguele, se desarrollará, posterior a este, uno sobre la parte dancística, donde se explicará cómo debe ejecutarse el baile de este cadencioso ritmo afrodescendiente, su historia y su gran connotación sociocultural.
Será impartido por Carmen Isabel Martínez Cubillán, miembro directivo de la Fundación Ajé, quien compartirá sus saberes los días sábado 15, domingo 16, sábado 22 y domingo 23, de mayo. Se realizará también en la Sala de Arte “José Nicanor Fajardo” del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (IUTM), de 9 am a 4 pm. Este no tiene ningún costo y será avalado por la Coordinación de Cultura del IUTM, la Asociación Civil Dios en la calle y la Fundación Ajé. Tendrá una duración de 20 horas.

Chimbánguele

El Chimbánguele es una manifestación cultural musical, en el Sur del Lago de Maracaibo del estado Zulia. Este suma una “totalidad” de actividades y manifestaciones que forman parte del culto a San Benito de Palermo, cuyo desarrollo no se concibe sin el tambor y las danzas de origen afro, aunque con ese mismo nombre se designa también a la batería de tambores con que se desarrolla el ritual.
La "puesta en escena" del Chimbánguele mantiene vigentes lo códigos del culto a Benito de Palermo donde se hace pública toda una concepción de la vida y de la relación del hombre con el mundo y dentro del mundo. El pertenezco a un grupo y luego existo, es una premisa filosófica de vida de origen africano.
En el desarrollo de este pegajoso ritmo se desplazan los lazos de sangre por los de pertenencia. El afrozuliano se ve tentado una vez más a ser "agua en el agua", a vencer la fatalidad de su ser individual fundiéndose con el todo. Su música va más allá del puro placer estético, pues forma parte de un todo ritualístico que busca satisfacer las necesidades espirituales individuales y del colectivo.
Con la puesta en marcha de este ciclo de talleres, comienza a afianzarse el trabajo formativo-cultural que busca consolidar la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia”.

Redacción:
Lcdo. Anthony J. García M.
CNP. 15.403

lunes, 12 de abril de 2010

Nueve proyectos definen trabajo de Cocult-Zulia este año

A mediados de febrero, los miembros de la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia”, se dieron cita en la Sala de Arte “José Nicanor Fajardo” del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (IUTM), para dar a conocer los proyectos que se tienen previstos ejecutar en el transcurso de este año, según se vayan presentando las posibilidades.
Más de treinta cultores asistieron al encuentro, miembros de la comunidad, bailarines, músicos, estudiantes del IUTM y personal de la referida institución, a fin de dar respaldo a estas grandes iniciativas en pro de mantener nuestra cultura.
Pasadas las ocho de la noche, se procedió a dar las palabras de bienvenida y notificando lo que se ha hecho en la referida comunidad cultural hasta la fecha, recordando además los inicios y responsabilidades adquiridas, lo que se estableció y se ha ejecutado; para dar paso a la formal presentación de los ocho proyectos que busca desarrollar la gran familia de la “Cocult-Zulia”.

Proyectos

Taller sobre Chimbánguele: Primer ciclo de talleres de formación que constará de seis bloques temáticos, con teoría y práctica, a cargo del médico veterinario y coordinador musical de la Fundación Ajé, Juan Luis Martínez Cubillán.
El Tamborito: Publicación periodística de tiraje mensual (mensuario) que busca promover y difundir todo el hacer de “Cocult-Zulia”. Contendrá un total de 12 páginas y 17 secciones, en las que podrás informarte y formarte sobre el legado afro; a cargo del comunicador social Anthony J. García M. CNP 15.403.
Talleres de Teatro: Donde se busca llevar a las comunidades las técnicas histriónicas empleadas en esta manifestación artística, involucrando todo y a todos. Aunado a lo que se busca hacer con el teatro negro, a cargo de la cultora y metalurgista Yaneth R. Ocando L.
Cocult-TV: Programa que contendrá varias secciones en las que se busca presentar al cultor oculto, a ese que tiene gran legado y que se desconoce su trabajo, así como mostrar todo el trabajo cultural que se realiza desde la “Cocult-Zulia” en las comunidades, a cargo de la Fundación Canal Z.
Talleres de Danza Afrovenezolana: Donde se busca enseñar el verdadero estilo dancístico afro, basándose en la historia y en lo que significa cada golpe. Será de corte teórico-práctico, a cargo del profesor de Danzas del IUTM Iván Rosario y la coreógrafa Loreidy Arteaga de Fereira.
Arte mural para niños: Busca insertar a os pequeños a rescatar nuestras calles, a darle vida con la pintura y así involucrarles con nuestra cultura. A cargo de la cultora Yaneth Ocando.
Fusiones musicales del tambor afrovenezolano: Se trata de hacer una investigación sobre las fusiones que se han hecho y que realizan con la música afro en el país, partiendo de su origen, conociendo bien cómo se ejecuta cada golpe para posteriormente entender como hacer mezclas musicales. A cargo del músico Reinaldo Ocando.
Afrolutería: Este proyecto se basa en la construcción artesanal de instrumentos musicales afro. A cargo del cultor Roger Pirela.
Talleres de gastronomía: El equipo de gastronomía busca propiciar una serie de talleres básicos para el reconocimiento de lo nuestro a través de la degustación de platos típicos regionales, de origen afro, llevándonos a su origen para así entender la diversidad culinaria que impera en nuestro estado. A cargo de Julio Prince, Ernesto Márquez e Ivette Franchi.


Redacción:
Anthony J. García M.
CNP 15.403

Afrodescendencia pa´ las tablas…

En días pasados, desde el noble pueblo de Santa María, ubicado en el Sur del Lago de Maracaibo, llegó a la tierra del sol amada, un afrodescendiente muy particular, todo un personaje, trayendo las vivencias santamarieras, cargadas de una esperanzadora historia, elocuencia y humildad, representadas con gran mística teatral por Don Beni.
“Don Beni” como le conocen en su natal Santa María, es un joven artista que busca recrear la historia afrodescencia zuliana con las expresiones de las artes, específicamente desde el teatro. Con tres décadas de vivencia, Ángel Benito Soto, cultor surlaguense de toda la ancestralidad afro, propone rescatar la historia afro en tierras zulianas y plasmarlas en el teatro, así como llevar a las tablas la escenificación de esos cultores ocultos que han dejado un gran legado y que por falta de interés a todo tipo de escalas, desconocemos.
“No sólo el negro, sino a toda la concepción cultural y genética que implica la afrodescendencia. Debemos tomar en cuenta y rescatar la mística y leyendas de los pueblos con descendencia afro”, dijo Don Beni.
Expresó además que se hace necesaria la puesta en marcha de este tipo de iniciativas para dar a conocer nuestra historia, que permita le reconocimiento de esta en nuestra concepción genética y en el uso de algunas palabras que desconocen su origen afro, ya que nos enfrentamos a una cultura desligada en su mayoría del hábito de la lectura, por lo que hay que llevar a la calle toda nuestra historia, para con ello colaborar con el rescate de nuestra cultura.

Teatro negro

La propuesta que tienen la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia” y Don Beni, es comenzar a desarrollar la investigación requerida para dar rienda suelta al montaje de obras. Representaciones teatrales que contará la historia de una manera muy peculiar, empleando los recursos literarios de la sátira, el sarcasmo y la comicidad; que conjugados con la danza y el canto, harán de esta histrionisidad, una representación histórica y artística muy completa, facilitando la comprensión de nuestras raíces de otra manera, de una forma más digerible, más relajada y más accesible.

Redacción:
Anthony J. García M.
CNP 15.403

Afrolutería

Desde el comienzo del mundo, de la civilización, el hombre ha tenido que ingeniárselas para ir paliando sus necesidades socioculturales, hasta ir desarrollando, con el transcurso del tiempo su ingenio y ser constructores de todo lo que hoy conocemos. Partiendo de tal aseveración y retomando la premisa de “volver a nuestras raíces”, que tanto se ha debatido en lo que va de vida de la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia”, se presenta la posibilidad de construir nosotros mismos los instrumentos, haciéndolos más accesibles con esta acción.
En vista de ello, esta comunidad cultural comenzó una serie de conversaciones sobre la Afrolutería, que es la elaboración artesanal de instrumentos afrodescendientes para abaratar los costos y hacer más accesible los instrumentos a todos lo que quieran aprender sobre la música afro y a la par, hacerse uno con sus raíces, preservarlas, legar la información y mantener viva la presencia afro.
Pablo Herrera, miembro del Grupo de Teatro del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo, Tetma y Roger Pirela, afrolutero y estudiante del IUTM, aportaron las ideas necesarias para la construcción de una máquina que facilite la construcción de instrumentos afro.

Al alcance de todos

Con esta iniciativa no sólo se busca disminuir los costos de los instrumentos, también se persigue promocionar y darle valor al trabajo artesanal, puesto que es uno de los signos más notorios y tangibles, actualmente, de cómo nuestros antepasados afro elaboraban sus tambores, como signo de resistencia a morir a sus raíces y como manera de comunicarse y de expresar sus vivencias a través de la música.
La idea de crear una pieza específica que permita la construcción de una máquina sencilla que facilite la elaboración de los referidos instrumentos, es involucrar a todos en todo, rescatar esa tradición mística, cargada de ancestralidad y darle con ello continuidad a esa resistencia, a negarnos a morir a nuestros orígenes.

Redacción:
Anthony J. García M.
CNP 15.403

Gastronomía, tradición y calle

En febrero pasado, los miembros de la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia” sostuvieron un encuentro con un grupo de cocineros que buscan propiciar, a la luz de la mística de la gastronomía, un encuentro de saberes culinarios, sustentados en teoría y práctica, partiendo de una formación base que permita el origen, la raíz, la matriz de los platos que hoy consumimos, y que sin darnos cuenta, desconocemos la riqueza cultural que llevamos a nuestra boca.
Tras una serie de investigaciones que se realizan en torno a los orígenes de platos típicos venezolanos, se parte de la idea de conllevar este saber a todos los miembros de Cocult-Zulia, a manera de hacer un reconocimiento de las vivencias que representa esta gama gastronómica ancestral, en la que nuestros antepasados legaron parte de nuestra historia como producto del proceso transculturador de la colonización.

Compartiendo saberes

“Es necesario que conozcamos el origen de nuestros platos, debemos ir a la matriz”, manifestó Ivette Franchi, miembro de este equipo de cocineros que buscan el rescate y preservancia de nuestra gastronomía. Agregó además que es en el compartir con las amas de casa, con las señoras que a diario dan su toque a cada preparación, donde verdaderamente se aprende esta pasión por cocinar, por innovar, rescatar y preservar las recetas.
En vista de ello, Ernesto Márquez y Julio Prince, también miembros del equipo gastronómico, plantean dirigirse a los colegios para establecer ciclos de talleres según la edad y grados de educación, para ir cimentando este hermoso valor por la gastronomía, a fin de impartir un aprendizaje teórico-práctico, que garantice la transmisión de saberes y por ende el resguardo en el tiempo de nuestra culinaria.
De igual modo, el equipo de cocineros propone realizar encuentros de saberes culinarios en la calle, donde se aprenda de todas las amas de casa esa mística, esos secretos que diferencian un mismo plato preparado por distintas personas. Como por ejemplo el encuentro del papelón, el festival del mondongo, el encuentro de comidas en coco o el festival de la mandoca, entre otros; hasta llegar a realizar el “I Encuentro de saberes culinarios comunitarios”.
Con esta serie de ideas, se busca entusiasmar a la comunidad a cocinar y a compartir, a la luz de la fraternidad, esos saberes familiares, que seguramente traen consigo toda una historia, en aras de fortalecer nuestra cultura, desde la gastronomía, como parte fundamental de nuestras vidas.

Redacción:
Anthony J. García M.
CNP 15.403

jueves, 4 de febrero de 2010

Democratizando la cultura

Un frío e iluminado recinto, rodeado de pósters con motivos del cineclub iutemista y varias sillas blancas que rodeaban una mesa de color beige, fueron el marco que dio paso a un cercano y ameno encuentro, en el que cinco personas disertaron las líneas de acción de la Comunidad Cultural “Cocult-Zulia”.
Un musicólogo, dos dancistas, una cantante de ritmos afrovenezolanos y una comunicadora (representante del Ministerio del Poder Popular para la Cultura), trajeron a la postre el deber ser del saber popular en aras de la forja de una nueva ciudadanía.
Pasadas las siete de la noche de este jueves cuatro, en la Sala de Arte “José Nicanor Fajardo” del Instituto Universitario de Tecnología de Maracaibo (IUTM), se gestó otra reunión, pero esta vez en íntimo, donde la comunicadora Myvana Díaz, secretaria de Comunicación e Información del Gabinete del Ministerio del Poder Popular para la Cultura seccional Zulia, escuchó la motivación de cuatro cultores, referida al rescate de nuestra sociedad a la luz de la fraternidad que ofrece la diversidad cultural presente en el país, esencialmente la afrovenezolana.

Dando los primeros pasos

A las siete y media de la noche, miembros de la Cocult-Zulia dieron la bienvenida y auspiciaron el intercambio de ideas. Explicaron brevemente el origen de la referida comunidad cultural, como resultado del proceso de sistematización del III Encuentro de Sanjuaneros, realizado en septiembre del año pasado.
El diálogo comenzó con la revisión de los ejes transversales de acción y la concepción “triunitaria” de la Cocult-Zulia, conformada por cultor-institución-comunidad, que ofrecerá un espacio dinámico de constante reflexión, donde cada elemento se autodefine en los otros: entendiéndose por un cultor que es institución y comunidad, una institución que es cultor y comunidad, y una comunidad que es cultor e institución, enfatizando que lo que se busca es la democratización de la cultura, donde se involucre a todos en todo, olvidando los paradigmas estructurales.
Posteriormente, anunciaron que arrancará un proceso formativo enfocado en tres tipos de talleres (A, B y C), que involucra a todos en todo y viceversa, donde impera el conocimiento de la ancestralidad afro en nuestras tierras. En marzo iniciará el proceso formativo de los nuevos animadores culturales, siendo el primer taller sobre el Chimbánguele, golpe oriundo de los pueblos del Sur del Lago de Maracaibo, con mayor ahínco en Bobures, ofrecido por el veterinario y cultor Juan Luis Martínez Cubillán, director musical de la Fundación Ajé.
Refirieron además que para dar rienda suelta a este trabajo, se tomará una zona piloto, resultando escogida la parroquia civil Raúl Leoni, específicamente la urbanización La Rotaria, puesto que en este sector de Maracaibo oeste, es donde se ha gestado la manifestación de San Juan Bautista, evento cultural que dio pie a la conformación de Cocult-Zulia. Tres instituciones educativas servirán de marco para desarrollar esta labor: U.E Pinitos, U.E Diego Ibarra y la U.E Adalberto Toledo.

Estrategias culturales de un ministerio

La secretaria de Comunicación e Información del Gabinete del Ministerio del Poder Popular para la Cultura seccional Zulia, Myvana Díaz, manifestó sentirse entusiasmada con toda esta gesta cultural que está desarrollando la Cocult-Zulia, explicó que todo proceso de dinámica cultural debe ser trabajado con un férrea organización que permita un proceso de conocimiento de lo que se tiene y lo que se quiere.
Recomendó realizar un censo como técnica de investigación de masas que permite determinar una muestra exacta, a fin de comenzar a diseñar y ejecutar planes formativos a corto plazo, con miras a articular un trabajo proactivo y productivo en el seno de las comunidades. “El Ministerio de Cultura seccional Zulia les ofrece una ayuda logística, una serie de planes operativos, como charlas y conversatorios. Además, ponemos a su disposición un banco de datos cultural, que facilitaría todo este proceso de integración que realizan en este momento”, refirió Díaz.
Enfatizó que esta cartera ministerial apoyará con recursos didácticos para la enseñanza, atendiendo a la referida comunidad cultural desde la Casa de la Diversidad Cultural y la Red de Bibliotecas adscritas a esta dependencia gubernamental. Agregó que podría comenzar a dictarse el ciclo de foros “Zulianidad y revolución”.
Agregó además que los medios de comunicación social son de vital importancia para gestar este proceso de formación sociocultural, felicitando a la Cocult-Zulia por todo el contenido educador de su web site, haciendo énfasis en la formación e investigación allí plasmada, así como sus estrategias publicitarias para convocar.
Díaz concretó con los asistentes que sostendrán un próximo encuentro para darle mayor forma a este compromiso establecido y diseñar las estrategias a seguir, la cita será a las 7:00pm del próximo miércoles diez, en la Sala de Arte “José Nicanor Fajardo” del IUTM.
Se hace necesario recordar que el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, es el órgano del Ejecutivo nacional responsable de generar y proyectar los lineamientos y las políticas culturales del Estado, a fin de coadyuvar al desarrollo humano de manera íntegra e integral, a la preservación y conocimiento del patrimonio cultural tangible e intangible de la nación; así como la difusión de las expresiones culturales venezolanas, por ser elementos sustantivos y determinantes para el resguardo de la memoria, el Patrimonio Cultural y la profundización del sentido de identidad nacional.

Pareceres

  • “Existe un total desconocimiento de nuestras raíces afro en la parte dancística. No hay formación y necesitamos comenzar a capacitarnos para cimentar valores culturales en las nuevas generaciones”, Dayana Blanco, bailarina y educadora.
  • “A veces cantamos y no sabemos qué es lo que entonamos, la riqueza cultural que contiene cada una de las palabras fraseadas musicalmente, no tenemos en cuenta nuestro origen”, María Fernanda Urdaneta, miembro de la Fundación Aphros y cantante.
  • “Yo aprendí del empirismo, de lo que me enseñaron medianamente y mi interés por lo nuestro me conllevó a documentarme y capacitarme para enseñar lo que se debe y como se debe, pero falta mucho por aprender. Debemos formarnos y compartir nuestros saberes”. Loreidy Arteaga, ex profesora de Danza en Danzas Rosaleda y coreógrafa.
  • “Debemos trabajar articuladamente con la comunidad, emplear la oralidad como estrategia comunicacional. Es necesario que los medios de comunicación social interactúen con la cultura, hacerse uno con ellos, para formar e informar a la sociedad”. Myvana Díaz, secretaria de Comunicación e Información del Gabinete del Ministerio del Poder Popular para la Cultura seccional Zulia.
  • “Hay que democratizar la cultura”. Ilsaac Ildemar “Magui” Angulo Ruiz. Musicólogo.
Redacción:
Lcdo. Anthony J. García M.
CNP. 15.403